viernes, 9 de septiembre de 2016

Mascarillas caseras para los puntos negros 2 opciones baratas


Las mascarillas para los puntos negros que suelen aparecer cuando los poros se obstruyen por las células muertas y la grasa del cutis, son indispensables para mantener la belleza y salud del rostro. Contra lo que pudieras pensar, no hace falta gastar en cremas caras para librarte de ellos, simplemente tienes que ser como todo en la vida, constante con la limpieza de los mismos y aprovechar estas mascarillas.

Una de las mascarillas caseras para los puntos negros del cutis más popular, es que se hace aprovechando las ventajas del aloe vera o sábila.  Esta es una planta suculenta de gran utilidad en el campo de la cosmética porque es rica en minerales, vitaminas, enzimas, que encuentras en la gel que se extrae de cada rama de sábila que es el nombre con el que más se conoce.

Así que para preparar una mascarilla para puntos negros con aloe vera o sábila, solamente tienes que cortar por el largo una rama de la planta y extraer la gel, aplicar la misma con suaves toques sobre el área donde se notan los puntos negros y dejar que actúe por 15 minutos.



Luego debes enjuagar el rostro con abundante agua a temperatura ambiente, cuida de no mojar tus ojos porque puede irritar, seca con una toalla suave ¡y listo! 2 veces por semana, harán que esos puntos desaparezcan.

Pero como he dicho antes, no hay que abandonarse luego de ver resultados, porque los puntos negros como resultado de una obstrucción de grasa y células muertas en los poros, es algo recurrente y debes darle cuidado por siempre.  Otra mascarilla para los puntos negros se hace con un poquito de fresas frescas, unas gotas de zumo de limón y una cucharadita de miel.

Debes procesar las fresas en la licuadora y luego mezclar con los otros ingredientes, cuando esté listo en consistencia cremosa aplicas sobre las zonas con puntos negros y dejas actuar durante veinte minutos, luego de ese tiempo, lavas con abundante agua. 2 veces por semana ayudarán mucho a la belleza de tu cutis.

Hay algo que debes tener en cuenta con esta mascarilla que emplea zumo de limón, en ésta como en cualquier otra que emplees limón, debes tener en cuenta de aplicarla por la noche y retirar bien del rostro. No aplicarla por el día y sobre todo nunca cuando vas a exponerte a la luz del día, porque los rayos del sol suelen actuar sobre el limón y pueden manchar tu piel. No te olvides de este detalle.

Imágenes: Pixabay